Propósito
Propósito

Propósito

Cada persona es un mundo.

Cada mundo es una historia.

Cada historia está llena de experiencias.

Cada experiencia está llena de aprendizajes.

Desde el momento en que llegamos a esta vida, estamos rodeados de personas que nos enseñan y nos guían. Indefensos y sin juicios aprendemos a interpretar el mundo a través de los lentes de otras personas y de la realidad en la que nos encontramos, normalmente nuestra familia cercana. A medida que crecemos, cada situación que vivimos, cada conversación que tenemos, cada relación que generamos, cada experiencia por lo que pasamos nos enseña a ver el mundo con unos lentes únicos, lo que nos permite construir nuestra propia realidad; una realidad exclusiva para cada persona, una realidad que va formando creencias en nosotros.  Estas creencias pueden movernos a la acción o en algunos casos nos pueden limitar, pues nos llevan a pensar que no somos capaces de alcanzar nuestros sueños, o peor aún, no nos han permitido que soñemos más allá de nuestra realidad.

«Cada persona construye su realidad desde su experiencia y la realidad de cada persona es única.» 

Joseph O’Connor and Andrea Lages – Coaching the Brain

 ¿Alguna vez has tenido ideas que empiezan con “no puedo” o “esto siempre me sale mal” o “es mejor que lo haga otro” o “qué pereza”? Estos son ejemplos de cómo una creencia puede limitar nuestra capacidad de acción y de dar un siguiente paso, de movernos hacia dónde queremos. ¿Qué hay detrás de esas preguntas? ¿Acaso alguna creencia más profunda que te hace pensar que no te lo mereces, o que no tienes el talento?

La buena noticia es que solo el hecho de reconocerlas nos da la oportunidad de generar un cambio. El comprender que una creencia fue formada por una realidad no quiere decir que sea la realidad que debas vivir en adelante. El pasado no tiene por qué definir tu presente o tu futuro. Del pasado se obtiene aprendizajes y sobre ello tomas nuevos caminos y nuevas acciones. ¡Tú y solo tú decides quién eres y hacia dónde quieres ir!

Dicho esto, aprovecho estas líneas para explicarte sobre la magia del coaching. El coach es una persona que te puede acompañar a identificar aquellas creencias, aquellos hábitos, aquellos pensamientos que no te permiten dar un siguiente paso. Normalmente lo sabemos, sin embargo, nuestro cerebro está tan acostumbrado a actuar de cierta manera porque “se la creyó” que no le interesa cambiar de hábito. Es más fácil seguir cómo está.

«Los hábitos son nuestros amigos cuando queremos quedarnos igual, pero cuando queremos cambiar se convierten en nuestro enemigo.»

Joseph O’Connor and Andrea Lages – Coaching the Brain

El coach te lleva a la autorreflexión, permitiéndote descubrir en ti mismo el origen de aquellos hábitos que te gustaría dejar y aquellas creencias que quisieras transformar. Suena difícil, sin embargo el primer paso consiste en comprender que “SI ES POSIBLE”.  Aunque a nuestro cerebro le gusta quedarse cómo está, también está dispuesto a interpretar la realidad o las experiencias pasadas desde un nuevo punto de vista, a generar un nuevo camino y a empezar a andar sobre éste, hasta volverlo un nuevo hábito que en esta ocasión nos permitirá motivarnos, impulsarnos y movilizarnos.

«Para cambiar un hábito de pensamiento debes actuar diferente, para cambiar un hábito de acción debes pensar diferente.»

Joseph O’Connor and Andrea Lages – Coaching the Brain

Creo firmemente que mientras más personas se formen en este camino, mejor va a estar el mundo. ¿Por qué? Porque el coach es quien te lleva de un lugar a otro. Pero no quien te lleva de la mano, sino quien te acompaña para que tú descubras en tu interior esa luz que está esperando a ser encendida y que va a iluminar el camino por donde quieres transitar sabiendo que lo único que hace falta es dar ese primer paso. Es quien te ayuda a que tú reconozcas aquellos hábitos que probablemente no están aportando en tu vida, aquellas creencias que quizás están limitando tu acción o peor aún, que te hacen sentir que tú no puedes llegar a ser lo que sueñas.

Te invito a reflexionar sobre tus creencias. Te invito a ponerte unos lentes con un filtro diferente, un filtro de luz, un filtro de amor, de amor primero contigo mismo y después con los demás. Te invito a sumarte en esta ola de servicio, de entrega, de comunidad. ¡Te invito a caminar en tu vida con propósito!

Ana Cristina de la Torre – Abril, 2021.

«Espejo»​, Óleo, Autor: Mae de la Torre, Quito-Ecuador.