Un nuevo amanecer
Un nuevo amanecer

Un nuevo amanecer

¿Qué está pasando hoy y aquí?  ¿Te diste cuenta de qué color amaneció hoy el cielo? ¿Prestaste atención a esos sonidos que llegan a través de tu ventana cuando amaneces? ¿Pudiste distinguir sonidos propios de la naturaleza? ¿Le diste la oportunidad a tu cuerpo de estirarse sintiendo que cada parte de éste despertaba y se preparaba para el día? ¿Respiraste profundamente permitiendo oxigenar cada célula de tu cuerpo y recibiendo y distribuyendo esa energía llena de luz en todo tu ser? ¿Diste Gracias por una nueva oportunidad y un nuevo desafío de vivir? ¿por simplemente despertar? ¿por sentir, por mirar, por escuchar…?

Muchas veces al despertarnos, permitimos que tantas ideas vengan a nuestra cabeza, nos ponemos a planificar el día, quizás analizamos eventos del día anterior y cuestionamos decisiones o acciones del pasado. Quizás nos proponemos hacer o decir algo que ayer no logramos. Tomamos nuestro celular y nos ponemos a leer noticias, redes y cualquier otra cosa que “consideramos importante”. 

Te has puesto a pensar que el hecho de haberte despertado es el primer acontecimiento grande del día y hay que celebrarlo y honrarlo como tal. Con este pequeño detalle empieza la posibilidad de muchas acciones y empieza la posibilidad de concentrarnos en el aquí y en el ahora.  El despertarnos es un acto tan simple que puede pasar desapercibido o algo tan grande que podemos darle el espacio que corresponde dedicando el 100% de los sentidos al cuerpo y a la mente. Una pequeña acción que ayuda a dejar de lado al Yo 1 (esa voz interior que desde el amanecer intenta interferir), dando paso a nuestro cuerpo, a sentir; empezando a conquistar un nuevo hábito que no te toma más allá de 10 minutos y que puede hacer la diferencia. Una pequeña acción de vivir el presente y cada momento que lo acompaña, que con seguridad te generará mejores resultados y te regalará una nueva perspectiva al sensibilizarte con tu entorno.  No se trata de dejar de hacer lo que haces, se trata de colocar toda tu atención en cada detalle empezando por aquel que te está regalando un nuevo día, es simplemente actuar con conciencia desde ese primer momento. Los desafíos que tenemos por delante pueden ser muy grandes, y, sin embargo, puedo asegurarte de que el empezar con gratitud y con todo tu ser hará la diferencia.

Pequeñas conquistas generan grandes resultados.

¿Estás dispuesto a dar ese primer paso?

Ana Cristina de la Torre, 14 de febrero de 2021